Noticias

La nueva cobertura móvil será 100 veces más rápida y superará a las actuales redes de fibra óptica

El 5G ya es una realidad. La quinta generación de telefonía móvil desembarcará en España junto a la mayoría de los países que componen la Unión Europea en los próximos años. Sin embargo, estos territorios no serán los primeros en disfrutar de este tipo de cobertura. Algunos países asiáticos y Estados Unidos tendrán el privilegio de adelantarse al resto y probar una conexión que se espera totalmente revolucionaria.

Y es que el 5G, además de modificar el día a día de los usuarios, también repercutirá de forma directa en los ejercicios económicos de las empresas de todo el mundo, aunque todavía se desconoce cuál será su alcance total.

La velocidad con este tipo de conexión será 100 veces más rápida, con velocidades medias de 20GB por minuto, lo que supone superar a las actuales redes fijas de fibra óptica.

No obstante, la velocidad no es la principal mejoría respecto al 4G. La reducción de la latencia, el tiempo de respuesta de un dispositivo en ejecutar una orden desde que se le manda la señal, bajará hasta el milisegundo. Cuanto más baja sea la latencia, más veloz será la respuesta del dispositivo.

La mejora en este aspecto hará que elementos que ya existen en la actualidad también mejoren sus prestaciones. Por ejemplo, el llamado 'Internet de las cosas', objetos capaces de conectarse a Internet de manera autónoma, o los coches autónomos, serán más precisos.