Los audífonos inteligentes y otras tecnologías que bloquean el sonido de los ronquidos y de ruidos molestos

Los audífonos

Intentar conciliar el sueño mientras tu pareja ronca a todo volumen se ha convertido en la peor pesadilla de muchas personas en todo el mundo.

Mientras uno duerme plácidamente, emitiendo unos bramidos nasales que hacen temblar la casa entera, el que está al otro lado de la cama se pelea con el ruido a base de chasquidos o codazos poco efectivos, sin lograr invocar a Morfeo.

La sensación de frustración es la misma que la de quienes oyen desde su dormitorio el ir y venir de aviones y trenes, los ladridos de perros en la calle o los gritos de un vecino poco considerado a altas horas de la noche.

¿Qué hacer ante esos molestos ruidos?

Ponerse tapones podría parecer una solución, pero muchas veces no basta para bloquear el ruido.

Sin embargo, algunos empresarios se dieron cuenta del problema y han elaborado una serie de dispositivos basados en la llamada "tecnología de cancelación de ruido".

Se trata de unos audífonos inalámbricos que cuestan US$175 y que puso a la venta a través de la plataforma de financiación colectiva Indiegogo. La empresa creará más unidades en febrero del próximo año.

Funcionan en tres etapas: una punta de silicona (como la de auriculares convencionales), una serie de microchips que crean ondas para reducir los ruidos externos y la emisión de sonidos relajantes para favorecer el sueño.

Su batería dura hasta dos noches, aseguran los fabricantes. Además, incluyen un sistema para reproducir la alarma del despertador a la hora seleccionada a través de una aplicación conectada al smartphone.

Pero Bose no inventó el producto.

En realidad, la compañía estadounidense compró Hush Technology, que fue creada por tres estudiantes de la Universidad de San Diego, en California, y con la que desarrollaron los Hush, otro modelo de audífonos inteligentes, en 2014.